miércoles

No puedo (o no quiero, pero digo que no puedo)

La mediocridad se expresa en el lema, "No puedo", que puede demostrarse bajo otras formas similares a ésta, como: "no puedo porque..."; y más conocido aún, en vez de decir, no quiero o no tengo ganas, suele escucharse disparates como: "tengo un cumpleaños", o "me quedé sin crédito", excusando la falta de compromiso decantada a raíz de una propuesta ajena o de un compañero, para ser más claros. Y para clarar un poco más, la mediocridad (la baja mediocridad), permanece latente en los que poco creen y crean, por tanto, se limitan a reproducir lo ya impuesto desde fuera por entes que poco interesados están en el bienestar general y común a la mayoría de los pobladores de cualquier ciudad o comunidad de país, región o continente afectado de esta forma. Ser mediocre, no es necesariamente, ser inútil, o pobre, porque esto, varía según a qué se hace referencia cuando decimos ¡mediocre! Simplemente quiere decir, que se es de la media, que no sobresale y tampoco está debajo de cierto parámetro, solamente eso, lo que significa que no es un término despectivo. Aunque se lo use con tono despectivo, justamente, por ser mediocre, de la media...
!!!Cómo odio esa falta de compromiso¡¡¡ Esa...no sé cómo se llama, qué significa, pero que es signo de bajeza o pobreza mental, etc.. En vez de decir no tengo ganas, no, se escucha, "no puedo". Como si hubiese algo que realmente impidiera hacer algo o ir a algún lugar, siendo ese algo, la propia consciencia y no, una limitación que viene de afuera prohibiéndonos actuar o ir a ese lugar al que nos invitan, como acá: -¿Salimos este fin de semana?--No puedo--¿Por qué?--Tengo un cumpleaños-.........Lo curioso es que si ya hubo varios cumpleaños, pongámosle, cuatro en dos meses, ya esa excusa no sirve. Ojo, puede ser tranquilamente que hayan sesenta cumpleaños en dos meses, pero de ahí, a que tengas la obligación de asistir a la totalidad de ellos...es sospechoso, !!!pero pasa¡¡¡

19 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con vos. Hay muchas excusas: "tengo un cumple", "tengo que rendir", "estoy muerto de sueño". Todas demostraciones de mediocridad.
    Quizás demostraciones claras de inmadurez, de proyectar en el otro las propias inseguridades.

    ResponderEliminar
  2. Porque siempre es más fácil decir, "no puedo", ya que de esta manera no me comprometo, además que ni me gasto en responder algo coherente al interlocutor; excusas hay miles, todas las que quieras, pero ahora, ¿por qué es tan difícil decir, "no quiero", en vez de "no puedo"? ¿Es acaso un tema donde la religión ha metido sus manos en las costumbres de la sociedad?
    Otro punto como vos bien decís, es una forma de exculparse, proyectando en el otro, las propias faltas que no nos molestamos en reparar...
    Ahora bien, no tiene nada de malo, contestar una cosa o la otra, elegir esto o aquello, hacer esto o lo otro, pero si lo extendemos a gran parte de la población de una ciudad, gente que responde de esta manera desinteresada por el bienestar gerneral, se decanta inevitablemente, lo que tenemos hoy a la vista...la gente que dice "!!!No puedo¡¡¡"

    ResponderEliminar
  3. Quizás al "No puedo" habría que agregarle "Manejar esta situación".
    Tal vez no es una cuestión de "No querer", tal vez es una cuestión de confiar en el otro en una situación que se sabe de antemano que no se podrá controlar.
    Tenés razón, la religión tiene mucho que ver en esto, nos enseña que todo lo que va más allá de su "moral" es incorrecto. Pero ¿Cómo lograr desprogramarse de tantos siglos de tan estricta disciplina?
    Con respecto a la proyección, en cierta forma todos lo hacemos en algún momento. Es inevitable, es una de las tantas formas de lidiar con uno mismo. Es una de las tantas formas que nos enseña la religión de manejar la culpa, cuando nos conviene. Adán comió la manzana porque se la dió Eva, la culpable era ella por aceptarla de la serpiente. Y así sucesivamente. Cuando en realidad todos sabemos que la culpa la tiene Dios por poner el árbol de manzanas al alcance del hombre.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Por nadie en especial, simplemente son cosas q lamentablemente pasan. ¿¿¿Cuándo fue el momento en que se llegó a esto???

    ResponderEliminar
  6. Desde el momento en que tomaste tu primer aliento fuera del vientre de tu madre...

    ResponderEliminar
  7. Yo digo "no puedo", cuando no puedo. Si no quiero, digo "no quiero". Es inútil decir una cosa por otra.
    Y vos. ¿Qué decís?

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Tus indecisiones acerca de lo que escribís (o de las entradas que eliminas), abren las dudas de si no sabes si contestar "NO PUEDO" o "NO QUIERO".

    ResponderEliminar
  11. Ya contesté la pregunta.
    (Yo digo "no puedo", cuando no puedo. Si no quiero, digo "no quiero". Es inútil decir una cosa por otra.)Por eso no entiendo la pregunta que hacés después.
    Con respecto a las entradas borradas. Pido disculpas. No hay explicación alguna.

    ResponderEliminar
  12. Por que se dice no puedo en vez de no quiero? Por la misma razón por la que la gente miente. Es decir, si te dicen(o dices) no puedo, eso implica que hay algo que te impide hacerlo pero se puede llegar a suponer que la persona que dió esa famosa respuesta quiera hacerlo aunque sea mentira.

    Si directamente dicen no quiero, ya se ven como el malo y eso que dijeron la verdad. Por ejemplo: "Vienes a la playa?" No quiero...

    Ya la pregunta obvia es "Por qué?" La respuesta normalmente sería porque no me apetece

    Ufff, mala contestación no? En verdad no hay ninguna buena pues cualquiera que le contesten así pensará que la persona que dijo que no le apetecía es egoista o egocéntrica o a saber.

    De ahi parte la mediocridad del "no puedo" pues es más fácil crear la ilusión de quiero pero tengo otra cosa que hacer y me es imposible, a la realidad del no quiero porque no me apetece hacerlo.

    Además de volver a un tema ya de por si imposible de contestar, por que todo el mundo dice que quiere saber la verdad pero cuando se lo dices se enfadan? Es dificil convivir con la verdad pero no imposible. Lo que sugiere otra pregunta, si la verdad por ser verdad duele pero la mentira cuando se descbre duele porque te sientes traicionado, engañados y estúpido, que dolor prefieres?

    ResponderEliminar
  13. buena conclusión, si tengo que elegir, prefiero la amargura de la verdad ante el puñal de la mentira, por supueeestooo. Y siguiendo el ejemplo de ir a la playa, la cuestion es ser lo suficientemente valiente como para afrontar el compromiso que conlleva la sinceridad, eso es todo. Aunque hay mil ejemplos de este tipo, lo mejor es decir, "no tengo ganas, ¿y qué?" jajaja

    ResponderEliminar
  14. Pero al "no tengo ganas, ¿y que?" le sale el primo hermano cotilla "¿que te pasa?"

    A veces un simple no tengo ganas no es suficiente respuesta para el que pregunta, jejeje

    ResponderEliminar
  15. yo si me preguntan qué me pasa, contesto lo que me esta pasando, por que no?; de mas esta decir que si voy a detallar acerca de mis estados de animo o circunstancias o de lo que fuere, lo haria con gente que valga la pena hacerlo. Quizas hablar del corazon lo lleven a uno a adentrarse en los recobecos que tememos entrar solos...Y creo que sí es suficiente respuesta el no tengo ganas o por lo menos es la opinion que puede salir de un momento a otro. El problema viene cuando a tooodo decimos no quiero, entonces si ahi estamos en un gran problema, o no?

    ResponderEliminar
  16. Si a todo decimos no quiero más nos vale ir al psiquiatra pues tendríamos una depresión de caballo(gigantesca)

    Decir no quiero de vez en cuando no pasa nada,a veces es incluso sano pasar un tiempo a solas y reflexionar sobre nosotros mismos y nuestra vida.

    ResponderEliminar
  17. Noo, no hay psiquiatra ni psicólogo ni psico sour que puedan ayudar con la magnitud con que lo puede hacer uno mismo. Por eso es que a mi no me sirven; mi mejor psicólogo soy yo mismo, y eso va a ser a sí siempre. Y si hoy es una moda que esté plagado el mundo con pseudo clínicos que se aprovechan de la ignorancia de la gente, quiere decir que esto está peor que nunca. En tanto, nosotros podemos ayudar mucho más escribiendo estas líneas, si tan solo una persona nos escucha, porque el mensaje será transmitido fuera de nuestra persona y su misión será iluminar a los demás.

    ResponderEliminar